Todos tenemos reloj pero no tenemos tiempo